navega

él hacía barcos. trabajaba en un astillero y construía barcos con sus manos. navegó por los mares con sus barcos durante muchos años.

ahora no puede navegar, no puede siquiera ver el mar, quizás olerlo y escucharlo, tocarlo, algunas veces.

nose si es consciente de que, aun así, sigue navengando. el mar que atraviesa ahora es difícil, oscuro y confuso, sin norte ni oeste, con tormentas y algun reflejo del sol sobre el agua. el mar que navega, no es sencillo, un laberinto sin salida, con un único final.

encerrado en él, no podemos sacarlo de allí.

hace tiempo me pidió una vajilla para cuando volviera a navegar, su bolerito, su velero. no he sido capaz de hacerla.

pero cuando abrí el horno y vi este plato, supe que era para él.

para que las olas no te tumben, sino que seas tú que las tengas en tus manos.

este plato es para ti papa.

 

IMG_2058 IMG_2091 IMG_2085 IMG_2100 IMG_2093

Comments (2)
  1. Verónica dice:

    Un abrazo fuerte, Gloria

    *

    1. pols dice:

      gracias bonita!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *